¿Cómo elegir los polvos sueltos?

¿Cómo elegir los polvos sueltos?

Une routine maquillage digne de ce nom requiert plusieurs étapes, et la poudre libre en constitue l’étape ultime. Touche finale indispensable à un teint parfait en mesure de durer toute la journée, ou toute la soirée, les modèles et compositions des poudres libres sont très variés.

Voici nos conseils pour bien choisir votre poudre libre et sublimer votre look.

Una rutina de maquillaje digna de ese nombre requiere varios pasos, y los polvos sueltos son el último paso. El toque final para una tez perfecta que dure todo el día o toda la noche, los polvos sueltos vienen en una variedad de diseños y composiciones.

Aquí tienes nuestros consejos para elegir tus polvos sueltos y mejorar tu look.

¿Por qué utilizar polvos sueltos?

Los polvos sueltos deberían formar parte de cualquier rutina de maquillaje por varias razones.

El primero de ellos es la universalidad de dicho polvo. En efecto, un polvo suelto se caracteriza ante todo por su ligereza y sutileza. La mayoría de las veces es blanca en su envase y transparente al aplicarla, por lo que se adapta a todos los tonos de piel.

Además, los polvos sueltos tienen la gran ventaja de matificar la piel, borrando los brillos de toda la zona T del rostro. Es compatible tanto con las pieles normales como con las grasas, y proporciona cierta suavidad a la piel.

Elige tus polvos sueltos según ... tu tono de piel

El primer criterio para elegir unos polvos sueltos es el tono de la piel. Utilizar tu tono de piel natural para seleccionar unos polvos sueltos compatibles es un método infalible para evitar elegir el tono equivocado.

Algunos polvos sueltos son transparentes y, por tanto, adecuados para todos los tonos de piel. Sin embargo, otros polvos sueltos son de color. Se fabrican para que coincidan con el tono de la piel o para potenciar el efecto de brillo saludable aportando un halo de color.

Por ejemplo, el Polvo Suelto Translucide 14 de T. Leclerc es universal y perfecto para todos, mientras que el Polvo Suelto 01 Abricot o el 09 Chair Rosée proporcionan una tez fresca y radiante con tonos específicos, siempre con el objetivo de acentuar el efecto de brillo saludable.

Elegir los polvos sueltos según ... su tipo de piel

Además del tono de la piel, el tipo de piel también es una consideración importante. En este punto, la elección de los polvos sueltos ideales será diferente dependiendo de si tu piel es más bien seca, grasa, con rojeces o si tienes ojeras marcadas.

Si tomamos el caso de una piel fácilmente azulada o violácea, especialmente en la zona de las ojeras, el polvo suelto Dermophile de T.LeClerc en el tono 02 Banane ha sido especialmente diseñado para anular los reflejos azulados y violáceos de las ojeras.

En el caso de las pieles con rojeces más o menos intensas, los polvos sueltos Dermophile en el tono 13 Tilleul son una excelente opción para camuflar eficazmente estas rojeces y dejar que la piel respire libremente.

Los ingredientes son el factor más importante

Los ingredientes con los que se elaboran los polvos sueltos desempeñan un papel fundamental en sus beneficios y limitaciones, aunque no siempre se examinan con detenimiento.

Mirar los ingredientes de cada polvo suelto es una buena manera de seleccionar la mejor calidad, así como la más adecuada para sus necesidades.

Aquí hay que distinguir entre los polvos sueltos con ingredientes de buena calidad y los que son más de gama baja. Cuanto más caro sea el polvo suelto, más probable es que no sea de alta calidad, y viceversa. Sin embargo, tenga en cuenta que un precio elevado no significa necesariamente una alta calidad. Y es precisamente en este sentido en el que se debe preferir el análisis de los ingredientes al simple precio, porque los ingredientes revelan la calidad del producto mucho más que el precio por sí solo.

¿Y la relación calidad-precio de sus polvos sueltos?

En cuanto a la importancia de los ingredientes, el precio es otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir los polvos sueltos.

No se trata de garantizar la calidad, sino de encontrar un producto que se ajuste a su presupuesto. Lo ideal es elegir unos polvos sueltos de calidad y con muchos beneficios, pero manteniéndose dentro del rango de precios que te puedes permitir para que nunca te quedes sin polvos sueltos por falta de presupuesto.

Ten en cuenta que los polvos sueltos son una parte integral de la rutina de maquillaje, y que dedicarle un presupuesto realista es muy importante.

Consejos para una aplicación ideal de los polvos sueltos

Una vez que haya seleccionado los polvos sueltos perfectos para usted, queda la cuestión de su aplicación. Existen varios trucos para obtener un resultado final óptimo y, por tanto, un cutis perfecto.

El primer consejo es utilizar una brocha grande, que te permitirá aplicar los polvos sueltos por todo el rostro pero de forma ligera.

Luego, el truco consiste en medir la cantidad de polvo que se toma. Una pequeña cantidad será suficiente, y no dudes en golpear la brocha en el aire antes de aplicarla en el rostro para evitar que se formen grumos o se depositen los polvos en las líneas de expresión. Esto es así incluso si tienes una piel especialmente grasa. Una pequeña cantidad de producto será más que suficiente para matificar el rostro.

Finalmente, un último consejo: no olvides el orden de aplicación. Los polvos sueltos sólo deben utilizarse después de la crema hidratante, la base de maquillaje y el corrector. Fija los productos utilizados anteriormente y unifica la tez. Sin embargo, una vez que hayas aplicado tus polvos sueltos, puedes continuar con un colorete o bronceador y tu barra de labios.